Y llegó Sandy

Lo estaban esperando. Llegó el huracán Sandy a la costa Este de Estados Unidos. Las autoridades avisaron a los ciudadanos de lo que se les venía encima. El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, el presidente Barack Obama, el gobernador del Estado, Andrew Cuomo, como máximos responsables, anunciaron la catástrofe que avanzaba desde el Caribe.

Haití, el país más pobre de Latinoamérica, sufrió de nuevo el paso del huracán, como si no hubiera tenido bastante con el terremoto que les asoló en 2010. Miles de personas que vivían en tiendas de campaña se quedaron de nuevo sin nada. Después fue Cuba, en Santiago, la segunda ciudad después de La Habana, donde Sandy dejó muertos y destrozos muy significativos. También, pasó por Jamaica hasta que aterrizó en Nueva York, “La Gran Manzana”, dejando esta ciudad emblemática, símbolo de modernidad y  vitalidad, en la oscuridad como nunca había pasado.

Durante horas, esta gran metrópoli, se convirtió en toda un área sin vida, sin luz, con gente asustada, destrucción en las zonas costeras, sin ningún tipo de actividad económica y cierre de instituciones públicas y privadas. Más de medio centenar de muertos, quizá después de pasado un tiempo se sabrá la cantidad de los verdaderamente afectados y miles de familias que se han quedado sin hogar. Un apocalipsis inesperado.

Después de su paso por Estados Unidos, Sandy se dirigió a Canadá, donde también notaron su  efecto destructivo en Ontario, Toronto y Otawa.

Ahora viene la reconstrucción. Millones de dólares se invertirán en paliar el paso de Sandy, pero hay que recordar Haití cuya tragedia pasada se junta con la presente, sin una solución para un pueblo que no deja de sufrir.

Ahora, la pregunta es si el huracán Sandy tiene que ver con el cambio climático. La mayoría de los expertos no lo dudan. Seguimos en un proceso insostenible que, según pasa el tiempo, nos va dejando sus respuestas y mientras tanto, los grandes países, los del mundo desarrollado o los emergentes del poder, miran hacia otro lado. No sabemos cuántos avisos  tendrá que dar la naturaleza para que cambiemos el rumbo, pero la realidad está ahí: o se toman medidas drásticas o se irá pagando con nuevas víctimas.

Da la impresión que hay gente que lo debe ver rentable. Especular con los huracanes es peligroso para la Humanidad.

Revenue Management.

Revenue Management.
Posted by

3 Comentarios

  1. Francisco dice:

    I have been absent for some time, but now I remember why I used to love this site. Thank you, I’ll try and check back more often. How frequently you update your site?

  2. return man 2 dice:

    Way cool! Some really legitimate points! I recognize you penning this short article and also the rest of the positioning can also be truly good.
    return man 2

Escribe un comentario