La sostenibilidad, todos somos actores de su desarrollo.

 El pasado 28 de junio, finalizamos el último de los cuatro cursos que el Instituto de la Sostenibilidad Turística® (ISTur) impartió en CEOE-CEPYME Tarancón en los que tratamos, el tema “Sostenibilidad en las empresas en el Siglo XXI”.

 A principios de este año, tuvimos la oportunidad de comentar con Francisco J. Cuesta, Responsable de Formación de CEOE-CEPYME Cuenca, la posibilidad de que ISTur® impartiera temas de Sostenibilidad, en los módulos transversales de Medioambiente que se dan en los Cursos de Formación que esta Asociación organiza.

 En dicha reunión, comentamos que el Medioambiente es una de las dimensiones que forman parte la sostenibilidad y que creíamos interesante que estas horas de formación, (9 horas se dan en cada curso) el alumno pudiera conocer qué es la sostenibilidad, las referencias más importantes y cómo afecta a las empresas. Al mismo tiempo, transmitir como el desarrollo sostenible afecta a todos y es una nueva hoja de ruta que representa la ventaja competitiva más importante de las empresas, de los próximos años.

 En los cuatro cursos impartidos a 39 alumnos, entre ellos algunos empresarios del sector servicios (peluquería, joyería, comercio, etc.) se dio a conocer que es más necesario que nunca, emerja este nuevo paradigma económico, social y, cultural, apoyado en los valores.

 La Sostenibilidad es el nuevo paradigma que nos afecta a todos. No es un concepto nuevo, sino que ha venido gestándose desde el siglo pasado, siendo sus puntos de partida el documento “Nuestro Futuro Común” publicado en 1987 por la Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo de Naciones Unidas que presidía la Sra. Gro Harlem Brutdland y, más tarde, la Cumbre de Río de Janeiro de 1992, de donde saldría la Agenda 21.

 La documentación que existe sobre este tema es amplia, densa, de contenido sencillo o complejo según los autores de mayor o menor rango (científicos, economistas, sociólogos, políticos, planificadores, profesores de universidades, arquitectos. etc., entre los que se encuentran altos cargos de organismos e instituciones nacionales e internacionales, premios Nobel, además de los que han encontrado en la sostenibilidad un campo de acción para sus reivindicaciones ecológicas, de la economía verde o de otra naturaleza.

 La Sostenibilidad se ha convertido en un “gran saco” donde hay cabida para todo. La eficiencia energética, las 3 ó 4 R (reducir, reciclar, reutilizar, etc.), las energías renovables, las construcciones sostenibles, la agricultura ecológica, las corrientes vegetarianas o vegacrudos, Permacultura, la Innovación, la Responsabilidad Social Empresarial, etc., destacando también, miles de documentos e innumerables las reuniones a nivel nacional e internacional cuyo objetivo han sido la gestión medioambiental, el tema del cambio climático, el hambre en el mundo, las guerras absurdas o el abandono de la infancia en muchas partes que, son algunas de las situaciones que asolan este planeta en esta época y, la sostenibilidad como referente más amplio de una sociedad que está en continuos procesos de cambios y transformaciones tal y como se ha visto en la Cumbre de Río + 20 (20 -22 de junio de 2012).

 Como nos dice Antoni J. Colom en la Introducción de su libro “Desarrollo sostenible y educación para el desarrollo”:
El hambre, la desesperación y la marginación a la que está sometida el 80% de la población mundial son realidades de las que no podremos esperar facilidades para la paz y la convivencia. Si a todo ello añadimos las acciones del hombre en contra de la pervivencia del planeta (conflictos ambientales que conllevan cada vez mayor intensidad catastrófica), es fácil intuir algunas de las causas que pueden protagonizar un futuro no del todo esperanzador.
Ante tales perspectivas, el desarrollo sostenible, más que una moda o el último “ismo” al uso, se manifiesta como un pensamiento y un instrumento capaz de dar respuesta y solución a la problemática enunciada, orientándose, con un discurso humanista de la mayor envergadura y rigor intelectual, a prever el futuro de la humanidad y del planeta, de manera que se nos presenta como la más atildada tesis de futuro con la que el hombre cuenta en estos momentos.
Hablar de desarrollo sostenible implica entonces renegociar el comportamiento y el estatus vital del hombre en el mundo; es en definitiva, un paradigma prospectivo que debe verse desarrollado en este nuevo siglo que iniciamos”

La crisis actual en muchos países es el resultado de la “insostenibilidad” del sistema, algo que está demostrado y explicado por científicos, sociólogos, economistas, etc., y las empresas juegan un papel fundamental en el cambio progresivo que la sociedad debe realizar si queremos un mundo más sostenible para nosotros y las próximas generaciones.

Todos formamos parte activa de la Sostenibilidad y su aplicación representa un nuevo modelo de sociedad, donde los ciudadanos se implican y participan para avanzar en una nueva cultura y compromiso con la Comunidad a la que pertenecen.

El Curso ayuda a comprender y valorar todo lo que se está haciendo en relación con la sostenibilidad porque, en definitiva, todos somos actores de su desarrollo.

Vilma Sarraff
Directora ISTur

LA SOSTENIBILIDAD, TODOS SOMOS ACTORES DE SU DESARROLLO

La nueva hoja de ruta de las empresas turísticas. Hoteles Sostenibles.

La nueva hoja de ruta de las empresas turísticas. Hoteles Sostenibles.
Posted by

2 Comentarios

  1. Jacquelyn dice:

    F*ckin’ awesome things here. I am very glad to see your post. Thanks a lot and i am looking forward to contact you. Will you please drop me a mail?

  2. Elric dice:

    I rellay wish there were more articles like this on the web.

Escribe un comentario