LA SOSTENIBILIDAD EN LOS ESCENARIOS PRESENTES Y FUTUROS

El presente año 2015 se viene caracterizando por una continua inestabilidad  que, en la Unión Europea, se está desarrollando, entre otras, a través de las siguientes referencias:

    1. La cuestión de Grecia
    2. La inmigración
    3. Las políticas nacionales
    4. El terrorismo
    5. El crecimiento económico
    6. La cuestión demográfica
    7. El cambio climático

La sostenibilidad

La cuestión de Grecia

Después de varios meses de discusiones entre la «troika» (Fondo Monetario Internacional, Banco Central Europeo y la Comisión Europea) y las autoridades griegas lideradas por el primer ministro Alexis Tsipras y su partido Syriza, se llegó al acuerdo de un tercer rescate con una importante aportación económica por parte de la UE para evitar el llamado Grexit o salida de Grecia de la zona euro. El arrogante ministro de Finanzas griego, Yanis Varufakis, tuvo que ser cesado para que avanzaran las conversaciones y encontrar una solución. El tema no ha terminado.

La inmigración

La inmigración es un drama que no encuentra una solución para miles de personas que provienen de África y de las zonas en conflicto. Miles de inmigrantes llegan a las costas italianas con el fin de encontrar un mejor medio de vida. En estos momentos, el problema se está trasladando a la conexión entre Francia e Inglaterra por el túnel del paso de Calais que une los dos países, obligando a establecer medidas represivas para impedir el paso de estos inmigrantes, la mayoría procedentes del África subsahariana, Libia, Túnez, Siria e Irak. A España, día sí y día también, arriban en pateras o como pueden cientos de inmigrantes en busca de un mejor futuro. El sistema de acogida por cuotas no ha tenido una buena acogida en los países de la UE.

Las políticas nacionales

En cuanto a las políticas nacionales, los países de la UE se enfrentan a cuestiones que pasan del radicalismo, como sucede en España con los «conatos» de independencia de algunas Autonomías, las próximas elecciones, los liderazgos de Hollande, Merkel, Cameron y la reaparición de Sarkozy, a dudar de tomar decisiones que como decía «mi abuela vale más una vez colorado que ciento amarillo». Aquí seguimos viviendo el postfranquismo y los políticos se arrugan ante la posibilidad de ser tachados de «fascistas»…que cosas Señor.

Los ciudadanos de muchos de los países de la zona euro empiezan a cansarse de las políticas de austeridad y de los vaivenes de la Unión Europea que muchos no logran entender. Mientras que la Unión Europea no tenga políticas claras que lleguen a todos los ciudadanos no avanzaremos. A estas alturas después de más de veinte años hay 28 países que buscan su futuro unidos…ahora estamos revueltos.

El terrorismo

El terrorismo es una lacra que afecta a todos los países y solo con políticas de seguridad claras, muy definidas y constantes se podrá superar. Hay miles de jóvenes que no tienen otro camino que enrolarse al ideario de la inmolación o la guerra y eso no es fácil combatir. Los ciudadanos vemos las acciones terroristas y sus resultados desde el «sillón frente al televisor» y esto es grave porque en cualquier momento nos puede afectar. En esto ya tenemos malas experiencias pero da la impresión que se nos olvidan.

El crecimiento económico

El crecimiento económico es una de las referencias que más se está utilizando en España. Las cifras macroeconómicas parece ser que así lo demuestran. De todos modos hay que analizar estos resultados. La mayoría del aumento del empleo procede del turismo y sus efectos multiplicadores. Nadie puede negar que España está «aprovechando» la situación de los países en conflicto del norte de África y Oriente Medio. El turista busca y quiere, en primer lugar, seguridad y España la ofrece, además de su extraordinaria oferta.

¿Cuánto durará esta situación?. ¿Sabremos fidelizar los nuevos turistas que nos están llegando?.

Somos el país que más crecemos económicamente pero hay que analizar cuál es el coste y como está afectando a los ciudadanos.

En el resto de los países como sucede en Francia, Italia o en el Reino Unido, tampoco la situación es buena…son muchas las cosas que suceden y difíciles de controlarlas, pero las personas que han votado al partido que gobierna quieren soluciones y no palabras.

Europa tiene que transformarse y sus ciudadanos deben enterarse que el futuro se está centrando en las regiones y países de Asia-Pacífico con su explosión demográfica, social tecnológica y económica, a pesar de los retos que tienen que superar, como le va a suceder a China.

La cuestión demográfica

La cuestión sobre el crecimiento de la población en el planeta es uno de los retos más importantes que tenemos. El Departamento de Asuntos Económicos y Sociales División de Población ST/ESA/SER.A/354 de Naciones Unidas ha  publicado su últimos informe sobre «La situación demográfica en el mundo, 2014». Entre otras cosas dice:

«A lo largo del siglo 20 la población se ha más que cuadruplicado. Y aunque se ha producido un descenso en la tasa de crecimiento de la población, ésta sigue aumentando en unos 80 millones cada año, por lo que puede duplicarse de nuevo en pocas décadas».

La Comisión Mundial del Medio Ambiente y del Desarrollo (1988) ha señalado las consecuencias: «En muchas partes del mundo, la población crece según tasas que los recursos ambientales disponibles no pueden sostener, tasas que están sobrepasando todas las expectativas razonables de mejora en materia de vivienda, atención médica, seguridad alimentaria o suministro de energía».

En otro apartado, indica el informe:

«Como explicaron los expertos en sostenibilidad, en el marco del llamado Foro de Río + 5, la actual población precisaría de los recursos de tres Tierras para alcanzar un nivel de vida semejante al de los países desarrollados. Puede decirse, pues, que hemos superado ya la capacidad de carga del planeta, es decir, la máxima cantidad de seres humanos que el planeta puede mantener de forma permanente. De hecho se ha estimado en 1,7 hectáreas la biocapacidad del planeta por cada habitante (es decir el terreno productivo disponible para satisfacer las necesidades de cada uno de los más de 6000 millones de habitantes del planeta) mientras que en la actualidad la huella ecológica media por habitante es de 2,8 hectáreas».

Desde la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo, celebrada en El Cairo en 1994, la población del mundo ha crecido de 5.700 millones de personas a más de 7.315 millones (1 de agosto de 2015). Las tres cuartas partes de ese crecimiento han tenido lugar en Asia y África. Aunque el crecimiento de la población se está refrenando, las proyecciones de las Naciones Unidas sugieren que la población del mundo seguirá creciendo y a mediados de siglo podría alcanzar la cifra de 9.600 millones.

Las megápolis  como Tokio que es la aglomeración urbana más poblada del mundo, con 37,2 millones de habitantes, seguida de Nueva Delhi, con 22,7 millones de habitantes, México, D.F. y Nueva York (ambas con 20,4 millones de habitantes), Shanghai (China) (20,2 millones) y Sao Paulo (19,9 millones). Las perspectivas son que en 2025 Tokio continuará siendo la mayor aglomeración urbana, con 38,7 millones de habitantes, seguida por Nueva Delhi, Shanghai, Mumbai, México, D.F., Nueva York, Sao Paulo, Dhaka, Beijing y Karachi, cada una de las cuales muy probablemente superará los 20 millones de habitantes plantearán problemas a estas urbes cuya capacidad de carga estará «supersaturada».

En los años venideros, la India superará a China en población, Nigeria se convertirá en un país con mayor población que Estados Unidos y España irá perdiendo población hasta llegar a los 40 millones de habitantes. Además el mayor envejecimiento de las personas con porcentajes cada vez más elevados supondrá uno de los grandes temas a resolver por los gobiernos para atender a una parte de sus ciudadanos que generan pensiones, atención médica y personal, viviendas adaptadas, etc. Europa se encontrará con una población más envejecida en el año 2.050. Los mayores de 60 años habrán aumentado en un 34 por ciento

De los 7.300 millones de habitantes del planeta actuales se pasará a 8.500 millones en 2030. África de los 1.186 millones  de habitantes tendrá 2.478 millones en 2.050 y 4.387 millones en 2100.

El cambio climático

Un breve apunte sobre el cambio climático. Al menos parece ser que ya está aceptado por todos que los gases de efecto invernadero (GEI) nos están afectando. Sequías como la que está padeciendo California con grandes incendios, temperaturas altas que sobrepasan los límites conocidos, lluvias torrenciales, granizos, ciudades contaminadas que afectan a la salud de los ciudadanos, etc., forman parte de esta situación que parece irreversible. Sin embargo desde el  Protocolo de Kioto en 1.997 hasta hoy no se ha avanzado mucho, a pesar que en  2005 algunos países se comprometieron a la reducción de los GEI, excepto Estados Unidos y  más tarde Canadá.

El próximo diciembre de este año 2015, Francia va a acoger y presidir la vigésimo primera Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2015 (COP21/CMP11), también llamada «París 2015» del 30 de noviembre al 11 de diciembre. Una oportunidad de mejorar sustancialmente lo realizado hasta el momento. Parece ser que los jefes de gobierno como Obama, Merkel, Hollande, etc, se han comprometido a que se reduzcan las emisiones logrando que la temperatura del calentamiento global no sobrepase los 2º C.

Obama ha planteado ya reducir las emisiones de gases un 32% en el 2030 en comparación con los niveles de 2005. Parece ser que China, uno de los países más contaminantes también se ha unido a un objetivo parecido. Pero no se trata de reducir si no de eliminar. No hay otro camino que las energías renovables…carbón, petróleo, gas, etc., cualquier otro combustible fósil debe irse eliminando, hay medios y hay tecnologías para sustituirlos.

Aquí, en nuestro país se ha iniciado una campaña para penalizar la energía solar, eólica, etc. El buisiness es el business y los altos cargos en las petroleras siempre están esperando…

Lauren Fabius, ministro de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional francés y futuro presidente de la COP21/CMP11 Lauren Fabius:

… nos enfrentamos a la amenaza de un cambio climático catastrófico…

LA SOSTENIBILIDAD

Todo esto tiene que ver con la SOSTENIBILIDAD que muchos no terminan de entender, otros desconocen su contenido e importancia y hay responsables políticos, empresariales o institucionales que «miran hacia otro lado». Probablemente, solo la SOSTENIBILIDAD se percibe desde lo insostenible. Podíamos señalar en un mapa los sitios o lugares donde hay INSOSTENIBILIDAD por conflictos armados, pobreza, hambre, falta de recursos sanitarios y de educación, falta de agua, paro o donde no existen ni muchas ni pocas oportunidades laborales, la falta de libertad en todos los aspectos que la economía falsea para que los ciudadanos siguen soportando las dictaduras vestidas de todos los colores y aplaudidas por los intereses de las grandes corporaciones o gobiernos que se consideran democráticos.

La SOSTENIBILIDAD  no es una palabra utópica o vacía o de moda, es simplemente una realidad que todos tenemos que entender y  practicar en aquello que nos corresponde. La corrupción es otra de las lacras insostenibles que acecha en muchos países y cuya práctica va unida al narcotráfico, las malas artes empresariales o políticas y que intoxican las sociedades allí sonde se implantan.

Miles de autores escriben publicando «papers o libros» en el mundo sobre SOSTENIBILIDAD dando a conocer sus estudios, experiencias y conclusiones. Miles de reuniones, seminarios y congresos se han celebrado desde hace más de medio siglo y todavía estamos alejados de esa realidad. Uno se pregunta por qué sucede esto que es tan importante para nuestra propia existencia. La respuesta es muy sencilla porque hay que  cambiar todo el sistema que, en la mayoría de los casos sigue siendo «perverso».

El Papa Francisco publicó el 24 de mayo de 2015 la encíclica «Laudato Si» (Sobre el cuidado de la casa común) que ha sido cuestionada y criticada por algunos pero que conviene leerla porque dejando aparte los aspectos religiosos –para que no se ofendan los laicos y los poderes económicos- hay mucho texto dedicado a la «sostenibilidad». El Papa actual es un hombre que podrá estar equivocado o tendrá sus errores pero habla claro y alto para que la gente le entienda.

Estos son los retos y nosotros somos los que tenemos que buscar las soluciones, me refiero a los ciudadanos.

Jesús Felipe Gallego. Presidente Grupo ISTur

Posted by

2 Comentarios

  1. Jorge Murakami Uchida dice:

    Interesante el tema, pero no creo que se pueda lograr mucho haciendo sólo un análisis de la sostenibilidad, sino yendo a los orígenes para el logro de esa ansiada y esquiva SOSTENIBILIDAD.
    Tal como vamos, ni social, ni económica ni medioambientalmente somos sostenibles… vamos camino al abismo.
    La solición radica en un cambio profundo del sistema educativo mundial, con el fin de formar futuras generaciones con mentalidad realmente SOSTENIBLES.
    Un 35 % de esa meta se puede obtener educando, o mejor dicho FORMANDO desde niños a esos futuros “ciudadanos sostenibles”, inculcándoles valores éticos que vayan en esa dirección. Me refiero a formar ciudadanos con un enfoque humanístico, con responsabilidad social y medio-ambiental.
    El otro 35 % se lograría inculcando a los padres para que sean más amorosos (que sepan diferenciar la educación basada en el amor y no en la malacrianza ó engreimiento) e inculquen a los hijos que deben de estar constantemente AGRADECIDOS: por la vida, por la salud, por el binestar… por todo lo que nos rodea, en la riqueza o en la pobreza, debemos de saber ser agradecidos.
    El 30 % final, como política de Estado, se debe de privilegiar el bienestar social en su más amplio sentido antes que el bienestar económico. Constantemente, en la vida cotidiana, nos vemos rodeados de mensajes o símbolos tales que nos enajenan (o alienan) haciéndonos creer que el progreso material nos da la felicidad, y el mundo entero ha endiosado al dinero y los bienes materiales… pero la realidad es totalmente diferente. El aspecto material debe ser sólo un medio “para” y no un fin en la vida, y de eso se debe de preocupar el Estado.
    Terrorismo, narcotráfico, corrupción, contrabando, comercio de menores, guerras, etc., etc. encuentran terreno en las mentes y almas de personas que no se formaron con una base ética, y peor aún, en un ambiente de desamor (de odio), y si no comprendemos que el secreto del cambio total está en la NUEVA EDUCACIÓN, tengamos por seguro que la sostenibilidad será sólo un sueño.

    • vilma dice:

      Estimado amigo
      Agradezco su comentario que representa, simplemente la realidad nunca alcanzada. Desde hace muchos años vengo “predicando en el desierto” que las personas solo serán capaces de avanzar y de hacer más prósperos a sus países y a ellos mismos si tienen EDUCACIÓN Y FORMACIÓN. La primera representa los valores que se adquieren en la familia y el entorno. La segunda es la que permite desarrollarse profesionalmente, ya sea de fontanero, médico o juez.
      Hoy día, el gran problema se inicia con la EDUCACIÓN, tal y como lo veo en mi país y en otros de este “pequeño planeta”.
      Si la SOSTENIBILIDAD no se desarrolla es porque faltan ambas, las personas carecen de criterios para embarcarse en construir un mundo mejor. Solo hay que oír o ver las noticias de cada día para comprobar que a muchos les da lo mismo haya toda clase de injusticias aunque sean más INSOSTENIBLES.
      Como creo que este mundo solo será posible si conseguimos hacerlo más sostenible, si entre todos somos más solidarios y consideramos a los demás como nuestro prójimo no como un personaje cuyas desgracias vemos en la televisión, entonces podremos dejar un mejor legado a las próximas generaciones. De lo contrario, mal vamos…
      Con mis mejores deseos, le envío saludos cordiales
      Jesús Felipe Gallego

Escribe un comentario