Cruceros, los grandes enemigos del mar

  • El consumo de combustible de un crucero es equivalente al de 12.000 vehículos con el agravante de que el tipo de fuel utilizado en la mayoría de buques es 50 veces más tóxico.

La industria moderna de los cruceros vacacionales surge en la década de 1970 en Estados Unidos, convirtiéndose en el segmento de más rápido crecimiento de la industria turística pasando de 500.000 pasajeros en 1970 a 13 millones en 2008.

Aunque los cruceros suponen sólo una pequeña proporción de la actividad marítima internacional, son estos barcos junto con sus pasajeros y tripulantes los que generan el volumen más significativo de basuras y emisiones contaminantes. La contaminación atmosférica es altísima debido al carburante de baja calidad que utilizan, el Bunker fuel. Según datos de la compañía Climate Care la proporción por pasajero y emisiones de CO2, es el doble que si el mismo viaje se realizase en avión, añadiendo además que muchos de los pasajeros se trasladan en avión hasta el puerto de donde parten los barcos. En datos cuantitativos la OMI (Organización Marítima Internacional) destaca que el consumo de combustible de un crucero equivaldría al de 12.000 vehículos.

La cantidad de residuos sólidos procedentes de las actividades practicadas a bordo de estos barcos es enorme. En los cruceros cada pasajero genera de media tres kilos y medio al día de este tipo de residuos. Si tenemos en cuenta un crucero medio con 3000 pasajeros que se tira siete días en el mar la cantidad de basura generada es de 73.500 kilos, de los cuales más del 75% se quema en el propio barco y se tira directamente al mar. A estos alarmantes datos habría que sumar por supuesto los residuos procedentes de la tripulación que aunque mucho menores no hacen otra cosa que incrementar los de los pasajeros.

Datos obtenidos del laboratorio USS Nimitz sobre la clasificación de los residuos procedentes de embarcaciones turísticas

Datos obtenidos del laboratorio USS Nimitz sobre la clasificación de los residuos procedentes de embarcaciones turísticas

La tercera área y última área de impacto medioambiental hace referencia a las aguas residuales procedentes del uso del barco. Las aguas negras son las originadas del uso habitual de los servicios de los tripulantes y pasajeros; las aguas grises procedentes del uso doméstico del barco (lavadoras, limpieza, piscinas…); y por último las aguas oleosas que proceden de líquidos grasos y químicos utilizados para la limpieza de motores, generadores y sistemas hidráulicos. Si tenemos en cuenta nuestro crucero tipo (3000 pasajeros x 7 días en el mar) el desgaste medioambiental es altísimo, en total en una semana se generarían cuatro millones y medio de aguas residuales que son vertidas directamente al mar.

Al alto nivel de elementos contaminantes en todas sus versiones, hay que añadir el agravante de que los cruceros se concentran en pocas áreas geográficas donde confluyen la mayoría de ellos. Esto provoca que los daños se magnifiquen y las especies locales y ecosistemas marítimos se vean altamente alterados.

Un turismo responsable es aquel capaz de generar beneficios, al mismo tiempo que trata de mejorar el lugar de destino, la calidad de vida de los lugareños y proporciona una experiencia más auténtica y satisfactoria al turista, a la vez que cuida el medio ambiente.  Poco a poco las principales empresas de cruceros están tomando medidas para tratar de solucionar estos problemas. El proyecto “Crucero sostenible” cofinanciado por la Comisión Europea y dirigido por Costa Cruceros es el reflejo de cómo las empresas está tomando consciencia de las consecuencias que tiene este turismo para el entorno. Este proyecto nació con el objetivo de  reducir los residuos y cumplir con las directrices de la Unión Europea en materia de reciclaje tanto a bordo de los buques como en los puertos europeos. Aunque son escasas las medidas que se están tomando y de momento la industria de los cruceros está lejos de ser un ejemplo de turismo sostenible, proyectos como este son son la única esperanza de poder  garantizar el futuro de los mares y sus ecosistemas.

Lara Pérez Segura

Posted by

5 Comentarios

  1. Malou Perez dice:

    El mundo de hoy necesita a jóvenes como tu .

    No olvides otros problemas causados por este tipo de cruceros que llegan
    en ” medio de Plaza San Marcos “de Venecia !!

    Besos de malou y bravo por tus escritos

    • Muchas gracias por tus palabras, Malou.
      Estoy totalmente de acuerdo con lo que comentas de la Plaza de San Marcos. La llegada de estos barcos cargados de pasajeros estropean el encanto de los lugares y masifican este y otros destinos.
      Un abrazo. Lara”

  2. sandri dice:

    Me encanta tu art.aunque el contenido es un poco desolador es cierto q contaminamos nuestros mares.debrian inventar productos menos novivos si no fuera perjudicial para las grandes empresas.muy bien escrito tu texto sigue asi….

  3. Gracias por tus estupendas ideas, el proximo verano me caso y entre unas cosas y otras estoy totalmente desbordada. Necesito ideas como estas porque no sabemos donde ir.

Escribe un comentario