CAMBIO CLIMÁTICO Y PHILAE

En 1988, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) establecieron el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC), con el objetivo de evaluar la información científica, técnica y socio-económica relevante para la comprensión del cambio climático. El trabajo del IPCC constituye el referente científico para la toma de decisiones en el proceso de negociación de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC).  195 países son miembros del IPCC, junto a las organizaciones observadoras (cuerpos y organizaciones de Naciones Unidas, Organismos Internacionales y ONGs) y científicos de todo el mundo que contribuyen al trabajo del IPCC de forma voluntaria.

El trabajo esencial del IPCC es la elaboración de documentos técnicos, informes especiales e informes de evaluación sobre cambio climático, que se desarrolla de forma objetiva, transparente, inclusiva y coordinada. Estos son de carácter público y están a disposición de la comunidad internacional, responsables políticos y público en general. El IPCC ha preparado hasta la fecha 5 informes fundamentales:

  • 1990: Primer Informe de Evaluación. Tuvo un papel decisivo en la creación de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) en 1992.
  • 1995: Segundo Informe de Evaluación. Proporcionó información científica clave para la adopción del Protocolo de Kyoto, en 1997.
  • 2001: Tercer Informe de Evaluación. Ofreció una valoración de los diferentes aspectos científicos, técnicos y socioeconómicos, políticamente relevantes, sobre el cambio climático.
  • 2007: Cuarto Informe de Evaluación (AR4), proceso que culminó en la reunión celebrada en noviembre de ese año en Valencia (España). En este año, se le concedió al IPCC y al ex Vicepresidente de los Estados Unidos de América, Al Gore, el premio Nobel de la Paz por su labor en materia de cambio climático.
  • 2014: Quinto Informe de Evaluación (AR5 por sus siglas en inglés). Proporciona la más actualizada valoración y síntesis de los conocimientos sobre los aspectos científicos, técnicos y socioeconómicos del cambio climático. A diferencia de los otros pone un mayor énfasis en la evaluación de los aspectos socioeconómicos del cambio climático y en sus implicaciones para el desarrollo y la gestión de los riesgos, así como en la puesta en pie de respuestas de adaptación y mitigación.

Los informes han ocasionado que uno de los temas más controvertidos de los últimos años ha sido todo lo relativo al cambio climático. Desde los «negacionistas» que no admitían sus efectos, hasta los más apasionados que avisaban de los peligros que corría el planeta si no se tomaban soluciones.

La reciente reunión en Copenhague y la presentación del informe científico sobre esta cuestión, elaborado por más de 800 expertos, no deja duda que hay que dejar de mirar hacia otro lado, «o  se toman decisiones o iremos notando los impactos según vaya pasando el tiempo».

El 5º Informe del IPCC-Intergovernmental Panel on Climate Change expresa de manera contundente lo que está sucediendo en las últimas décadas en relación con el clima y sus consecuencias.

Como dice Rajendra Pachauri, presidente del Panel del Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC),  «No hay un plan B, porque no tenemos un planeta B».

«No hay un plan B, porque no tenemos un planeta B» Rajendra Pachauri, presidente del Panel del Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC)

«No hay un plan B, porque no tenemos un planeta B» Rajendra Pachauri, presidente del Panel del Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC)

El turismo sería uno de los sectores afectados ante la falta acciones que reduzcan este avance del efecto invernadero y hay destinos de costas e islas que podrían desaparecer. Decía el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon que «La influencia humana es clara y va en aumento. La cantidad de nieve y hielo han disminuido. No soy científico, no estoy preparado para hablar de términos científicos. Tenemos que escuchar las voces de los científicos desde un punto de vista político. La ciencia ha hablado. No hay ambigüedad. Los políticos deben actuar».

En el 2015 se reunirán en París para firmar un nuevo acuerdo del Protocolo de Kioto y es deseable que los líderes mundiales tengan en cuenta este aviso que obliga a tomar medidas por el bien de la humanidad. La subida de 2º grados en la temperatura que se vaya produciendo hasta el 2100,  tendría unos gravísimos efectos para la sociedad de las próximas décadas.

Se afirma que cada uno de los tres últimos decenios ha sido sucesivamente más cálido en la superficie de la Tierra que cualquier decenio anterior desde 1850. En el hemisferio norte, es probable que 1983-2012 fuera el período de 30 años más cálido de los últimos 1400 años (nivel de confianza medio).

La Dra. Margaret Chan, Directora General de la OMS, avisa sobre las consecuencias negativas del cambio climático continuado en algunos de los determinantes sociales y ambientales de la salud, como los alimentos, el aire y el agua. Las zonas que disponen de una infraestructura sanitaria débil, en su mayoría situadas en los países en desarrollo, serán las menos aptas para prepararse y dar respuesta a estos problemas si no reciben ayuda.

Los Gases Efecto Invernadero (GEI) de origen humano, según se definieron en el protocolo de Kioto son:

    • Dióxido de Carbono (CO2)
    • Metano
    • Óxido Nitroso (N2O)
    • Hidrofluorocarbonos (HFC)
    • Perfluorocarbonos (PFC)
    • Hexafluoruro de Azufre (SF6)

El Quinto Informe de Evaluación del IPCC dice que

«las emisiones de gases de efecto invernadero y otros impulsores antropógenos han sido la causa dominante del calentamiento observado desde mediados del siglo XX. Los científicos creen que una economía basada en bajas emisiones de carbono además de posible, es un negocio sostenible. El Informe de síntesis concluye que las estimaciones de los costos de la mitigación, aunque variables, no afectarían demasiado al crecimiento económico global. Si no se hiciera nada, se estima que el consumo, indicador del crecimiento económico, crecerá entre el 1,6 y el 3% anual a lo largo del siglo XXI. Con una mitigación ambiciosa, que permitiera limitar el calentamiento a 2ºC, estos índices sólo se reducirían alrededor de 0,06 puntos porcentuales»

GUÍA RESUMIDA DEL QUINTO INFORME DE EVALUACIÓN DEL IPCC.  GRUPO DE TRABAJO I. Elaborado por: Fundación Biodiversidad, Oficina Española de Cambio Climático, Agencia Estatal de Meteorología y el Centro Nacional de Educación Ambiental.

GUÍA RESUMIDA DEL QUINTO INFORME DE EVALUACIÓN DEL IPCC.
GRUPO DE TRABAJO I. Elaborado por la Fundación Biodiversidad, Oficina Española de Cambio Climático, Agencia Estatal de Meteorología y el Centro Nacional de Educación Ambiental.

El presidente del IPCC Rajendra Pachauri recomienda: «Para tener buenas posibilidades de permanecer por debajo de los 2º C a costos razonables, deberíamos reducir las emisiones entre un 40 y un 70% a nivel mundial entre 2010 y 2050, y disminuirlas hasta un nivel nulo o negativo en 2100. Tenemos la oportunidad, y la elección está en nuestras manos».

El Turismo puede ser un mensajero de las consecuencias del cambio climático si entre todos ponemos «nuestro grano de arena». Mil millones de turistas son mil millones de mensajes que nos ayudarían a comprender y a poner soluciones para dar a nuestras próximas generaciones un planeta mejor para vivir y disfrutar.

Mientras se habla de cambio climático, el robot Philea de la misión Rosseta, después de recorrer 500 millones de kilómetros durante diez años llegaba a su destino, el cometa 67/Churyumov-Geramisenko. La noticia más relevante de la historia de la humanidad, después de la llegada a la Luna en 1969. Quizá, empecemos a descubrir y conocer cosas del universo que tienen que ver con nuestra existencia.

Philae

Aquí, en la Tierra, ha nacido «una estrella y una nueva casta». ¿Veremos el futuro «sin candado»?

Jesús Felipe Gallego. Presidente Grupo ISTur

Posted by

  1. Simon Largo dice:

    La mitigacion del cambio climatico debe entenderse no solo con el uso de las energias renovables, sino que fundamentalmente con la conservacion de los bosques (proyectos REDD+), su manejo sustentable en especial con la proteccion del suelo y agua en la cosecha forestal, y con la revegetacion de multiple usos de la tierra, tales como la forestacion/reforestacion de suelos degradados, sean forestales, agricolas y/o ganaderos.
    Simon Largo
    Ingeniero Forestal, U. Chile.
    M. Sc. in Sustainable Forest Management, UBC, Canada.
    Ph. D. in Environmental Economics & Forest and Fresh Water Ecosystems Sustainability, U. Idaho, USA.

Responder a Simon Largo